Chao Líbido

A las pocas semanas del parto, llega la cita con el ginecólogo y por supuesto es el momento para chequearse y empezar a planificar.

Una de las mejores opciones que ofrecen los médicos: son las pastillas, con pocos efectos secundarios, y si se tiene la disciplina para tomárselas con juicio, un método efectivo. Cuál es el problema entonces? Si está lactando, seguro le mandan unas que no tengan estrógenos porque puede afectar la producción de leche, sin embargo, en la letra pequeña, lo que uno no se entera, es que existe la posibilidad de disminuir la líbido.

Ahora bien, con la lactancia los senos están tan sensibles que ya no es tan sexy, y si a eso se le suma el efectito de las pastillas, solo queda por decir, al menos por unos meses… Chao líbido.

“Puedo decir que…

mi hijo no fue planeado pero si esperado”

Siempre quise ser mamá, algo un poco raro ya que la mayoría de mis contemporáneos piensan que son muy jóvenes para tener hijos o que los niños simplemente son un estorbo para su vida.

Vale la pena decir que no estoy ni a favor, ni en contra de esta manera de pensar, la maternidad llegó en el momento que debía llegar.

Así empezó

Una semana de septiembre del 2014 pasaba por un momento no muy bueno, parecía que todo conspiraba para salir mal, peleas con todo el mundo, problemas en el trabajo, mejor dicho.

Con algunas semanas de retraso, esto aún no me preocupaba, eran tantas las cosas que tenía en mente, que la mejor respuesta que me daba era: “es estrés” pronto me va a llegar, pues bueno, para estar más tranquila decidí hacerme una prueba casera, pero grande fue la sorpresa cuando al pasar los 3 min, veo que es positiva. Obviamente no lo creía, me puse a llorar, qué carajos iba a hacer?, esas pruebas de orina pueden fallar?, compré tres más y todas daban positivo. Al día siguiente decidí hacerme una de sangre, algo tenía que estar mal.

Fui por el resultado con mi novio y no entendí nada, solo salían números, por qué no es como en las películas? le pregunté a la enfermera y me dice: – este número de acá una mujer normal lo tiene por debajo de 0.5.

Miro nuevamente el papel, y mi número estaba en 1875, así fue como entendí que estaba MUY EMBARAZADA.